Depresión Postparto


Antes de empezar con este tema, debemos conocer qué es la depresión y de qué estamos hablando cuando hablamos de depresión clínica.

¿Qué es la depresión?

Depresión se puede definir como sentirse triste, melancólica, infeliz, o de bajo estado de ánimo. La mayoría de nosotros nos sentimos así en un momento u otro por un tiempo. Pero la verdadera depresión clínica es un desorden del estado de ánimo en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, enfado, o frustración interfieren con la vida diaria por un largo periodo de tiempo. La depresión puede ser baja, moderada, o severa.

Diferencia entre los “baby blues”, la depresión postparto, y psicosis postparto

Los “baby blues” pueden suceder al tercer día después de que nazca el bebé y normalmente se quitan una semana o 10 días. Una nueva madre puede tener cambios de humor rápidos, tristeza, llanto, pérdida de apetito, problemas para dormir, y sentirse irritable, ansiosa, y sola. Los síntomas no son severos y no se necesita tratamiento. Pero hay cosas que puede hacer para sentirse mejor. Duerma cuando duerma el bebé. Pida ayuda a su pareja, familiares, y amigos.

Otra cosa es la Depresión postparto, puede ocurrir en cualquier momento durante el primer año de haber dado a luz. La mujer puede tener un número de síntomas como tristeza, falta de energía, problemas para contentarse, ansiedad, y sentimientos de culpa y de no valer nada. La depresión postparto debe ser tratada por un psicólogo. Y es de lo que vamos a hablar hoy.

Por otro lado, damos unas pinceladas de la Psicosis postparto que es muy poco vista. Ocurre en 1de cada 1000 nacimientos y normalmente comienza en las primeras 6 semanas después del parto. Una mujer que padece de desorden bipolar u otro problema psiquiátrico corre un riesgo más elevado de padecer de psicosis postparto. Su principal característica es el inicio repentino de ideas delirantes, referidas sobre todo al niño,alucinaciones auditivas que pueden ordenarle que haga daño al bebé, un lenguaje y/o comportamiento desorganizado o catatónico y, en general, una pérdida de contacto con la realidad.

¿Es común la depresión durante y después de el embarazo?

Depresión que ocurre durante el embarazo o en el año después del parto es llamada depresión perinatal.

El número exacto de mujeres con depresión durante éste tiempo es desconocido.

La depresión es una de las complicaciones más comunes durante y después del embarazo. Además no es reconocida o tratada, porque algunos cambios normales en el embarazo causan síntomas similares y suceden al mismo tiempo. Cansancio, problemas para dormir, reacciones emocionales más fuertes, y cambios en el peso pueden ocurrir durante y después del embarazo. Pero estos síntomas podrían también ser señas de depresión.

Causas

Podría haber un número de razones por las cuales una mujer se deprime. Cambioshormonales o un evento estresante en su vida, como la muerte de un familiar, pueden causar cambios químicos en el cerebro que llevan a depresión. A veces no está claro que causa la depresión y es precisa una evaluación psicológica.

Durante el embarazo, estos factores pueden aumentar las posibilidades de que la mujer tenga depresión:

  • Historia de depresión o abuso de substancias (drogas o alcohol)

  • Historia familiar de enfermedades mentales

  • Poco apoyo de familia y amigos

  • Ansiedad sobre el bebé

  • Problemas con el embarazo o parto anterior

  • Problemas financieros o en el matrimonio

  • Edad temprana de la madre

Después del embarazo, cambios hormonales en el cuerpo de la mujer pueden activar síntomas de depresión.

Hay que saber que durante el embarazo, la cantidad de dos hormonas femeninas, estrógeno y progesterona, aumentan grandemente en el cuerpo de la mujer. En las primeras 24 horas después del parto, la cantidad de estas hormonas baja rápidamente al nivel normal de la mujer no embarazada. Hay investigadores que creen que el cambio rápido en el nivel de hormonas puede causar depresión. (Esto lo relacionamos más con el “baby blues”.

Pero también hay cambios en la vida cotidiana que pueden provocar sentimientos negativos y por tanto aumentar el malestar:

· Sentirse cansada después del parto, no dormir adecuadamente, y no tener suficiente descanso seguido hacen que la madre tarde semanas para recuperar sus fuerzas.

  • Sentirse abrumada con un nuevo, u otro, bebé que cuidar y dudar de su habilidad para ser una buena madre.

  • Sentirse estresada por el cambio en las rutinas del hogar o el trabajo, A veces, las mujeres piensan que deben ser “super mamás” o perfectas, lo cual no es realista y puede añadir estrés.

  • Tener sentimientos de pérdida – pérdida de identidad, de quien es, o era, antes de tener al bebé, pérdida de control, pérdida de su figura de antes de el embarazo, y sentirse menos atractiva.

  • Tener menos tiempo libre y menos control sobre el tiempo que tiene. Tener que quedarse en casa por períodos de tiempo más largos y tener menos tiempo para pasar con su pareja o con sus seres queridos.

Síntomas de depresión

Estos síntomas pueden aparecer durante y después del embarazo y durar más de dos semanas son síntomas de depresión:

  • Sentirse inquieta o irritable

  • Sentirse triste, sin esperanza, y abrumada

  • Llorar mucho

  • No tener energía o motivación

  • Comer demasiado, o muy poco

  • Dormir demasiado, o muy poco

  • Dificultad para concentrarse, recordar, o tomar decisiones

  • Sentirse inútil y culpable

  • Pérdida de interés o satisfacción en actividades

  • Retirarse de familia y amigos

  • Tener dolores de cabeza, de pecho, palpitaciones rápidas de el, o respiración agitada (rápida y sin profundidad)

Después del embarazo, señas de depresión también pueden incluir tener miedo de lastimar al bebé o a sí misma y no tener interés en el bebé.

¿Qué hacer si tengo síntomas de depresión durante el embarazo o después del parto?

Algunas mujeres no le dicen a nadie sobre sus síntomas porque sienten vergüenza, pena, o culpa de sentirse deprimidas cuando deberían estar felices. Les preocupa que piensen que no van a ser buenas madres.

Toda mujer puede padecer depresión. No quiere decir que es mala madre. Usted y su bebé no tienen porqué sufrir. Hay ayuda.

Puede venir a la psicóloga o hablar con su médico si tiene síntomas de depresión durante el embarazo o después del parto.

Por nuestra parte queremos dar unos consejos que le pueden ayudar:

  1. Descanse lo más que pueda. Trate de dormir mientras duerme el bebé

  2. No se añada presión tratando de hacerlo todo. Haga lo que pueda y deje lo demás

  3. Pida ayuda con la limpieza de la casa y para alimentar al bebé por la noche. Pida a su pareja que le traiga al bebé para amamantarlo. Si puede, pida a un amigo, familiar o profesional que le ayude durante ésta parte del día.

  4. Hable son su pareja, familia, y amigos sobre cómo se siente.

  5. No pase mucho tiempo sola. Vístase y salga de casa. Salga a compara o salga a caminar.

  6. Pase tiempo sola con su pareja.

  7. Hable con otras madres, para que aprenda de sus experiencias.

  8. No haga cambios de vida grandes durante su embarazo. Cambios grandes pueden causar estrés que no necesita. A veces estos cambios no se pueden evitar. Cuando ésto sucede, trate de obtener apoyo y ayuda para su nueva situación.

Tratamiento

Hay dos tratamientos comunes para la depresión. El psicológico y los psicofármacos, o también lo que llamamos terapia combinada que sería el tratamiento de antidepresivos con psicoterapia.

Para el tratamiento psicofarmacológico las mujeres deben decidir junto con su médico si tomar o no los antidepresivos y qué medicamento tomar durante el embarazo o mientras amamanta al bebé.

Efectos de la depresión si no se trata

La depresión daña a la madre y también a su familia. Algunas mujeres con depresión tienen dificultad para cuidarse durante el embarazo. Pueden tener problemas para comer y no ganan suficiente peso durante el embarazo; tienen problemas para dormir; puede que no sigan instrucciones médicas; tienen mala alimentación; o pueden usar substancias nocivas para la salud, como alcohol, tabaco, o drogas.

En la depresión postparto puede que le falte energía, tenga problemas para concentrarse, esté irritable, y no pueda atender la necesidad de cariño y afecto del bebé. Como resultado, se puede sentir culpable y perder confianza en sí misma y en sus habilidades como madre, lo cual puede agravar la depresión.

Los investigadores creen que la depresión postparto afecta al bebé causando retrasos en el desarrollo del habla, problemas emocionales, problemas de comportamiento, nivel de actividad bajo, problemas para dormir, y angustia o sufrimiento. Si ayuda si el padre o alguna otra persona llenan las necesidades emocionales del bebé mientras la madre está deprimida.

#psicología #PsicologíaVega #Toledo #LaPuebladeMontalbán #CRCVial #AvTalavera #26

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2019 por Psicologia Vega. 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now